Rito Escocés Antiguo y Aceptado

Es probablemente el Rito masónico más practicado hoy en día por la masonería universal y el de mayor contenido iniciático. Los inicios de este Rito (REAA) aparecen de una manera clara en 1756, si bien es 1801 cuando tomo una estructura clara y definida tal cual se conoce hoy en día.

En el REAA se combinan elementos simbólicos de la más pura tradición y un sistema dinámico en su desarrollo que permite dar un sentido de Fraternidad bastante profundo así como un análisis racional que permite un enfoque agudo de la vida, dándole un sentido espiritual y racional complementándolos de manera plena.

R. L. Nueva Era 93

Vista parcial de la R. L. Logia Nueva Era 93

Las logias  que utilizan el REAA son una representación  simbólica de las leyes que rigen el Universo y sus trabajos permite  a través de una serie de psicodramas rituales, de antiquísima simbología y en sus tres grados (Aprendiz, Compañero y Maestro), tener una mayor conciencia de las leyes universales y naturales activando el subconsciente que generan la trascendencia personal y del Gran Arquitecto del Universo.

En segundo lugar, dentro de la logia, se da igual importancia a los trabajos intelectuales. Estos trabajos son presentados por escrito y leído por un hermano, estableciéndose un posterior coloquio respecto a éste.

Todos los trabajos masónicos del Rito Escocés Antiguo y Aceptado finalizan con un ágape donde se desarrolla de una manera directa el sentido de la Fraternidad estimulado desde lo espiritual y lo intelectual, tal como se explicó anteriormente, en los trabajos de la logia.

En cuanto a su forma de organizarse, el REAA, se compone de dos partes:

  • Grados simbólicos: del 1º al 3º (Aprendiz, Compañero y Maestro)
  • Grados filosóficos : del 4º al 33º
«La masonería de la A a la Z, Gonzalo Sanz Larrey, Carlos Mayor López; Ediciones Jaguar»